Javier Collado

Dobuss

María Morales. Abdelouahab T., el hombre abatido este lunes en la comisaría de los Mossos de Cornellà, se acababa de separar de su mujer, según han explicado los vecinos, que aseguran que el supuesto terrorista no solía relacionarse con el vecindario, aunque su trato era «cordial».

El asaltante, de 29 años y nacionalidad argelina, vivía en un piso de la calle Garraf de Cornellà, a apenas dos minutos caminando de la comisaría de policía a la que accedió a primera hora de esta mañana con un cuchillo de «dimensiones considerables» al grito de «Alá es grande».

Según los Mossos, el hombre se abalanzó contra una agente con «voluntad claramente homicida», por lo que la mossa le disparó con su arma de fuego para salvar su integridad. Los vecinos del atacante han mostrado su asombro y estupor ante lo sucedido, ya que Abdelouahab T., que estaba casado con una mujer española y vivía en el barrio de la Gavarra desde hacía unos dos años, no había mostrado un comportamiento sospechoso en todo este tiempo. Su ex-esposa habría contado en su declaración que el atacante, del que se acababa de separar, habría intentado suicidarse en varias ocasiones tras confesar su homosexualidad.