Javier Collado

Dobuss

Alvaro Sánchez. Primer partido de Liga 1/2/3 de la temporada 2018-19 jugado en el estadio ribereño del Nuevo Arcángel ante más de 11.600 espectadores a pesar de la fecha estival y de la complicada pretemporada vivida por el club.

Las alineaciones de inicio de ambos equipos fueron:

Córdoba C.F.: Stefanovic, Fernández, Quintanilla, Aythami, Valentín (Piovaccari, 67′), Galán, Vallejo, Lara (Quim Araujo, 81′), Aguado, Jovanovic y Alfaro (Jaime Romero, 63′).

C.D. Numancia: Juan Carlos; Markel, Atienza, Carlos Gutiérrez, Marc Mateu; Diamanka (Kako, 80′), Escassi, Fran Villalba (Pablo Larrea, 71′); Yeboah (Nacho, 63′), Alain Oyarzun y Guillermo.

En el banquillo cordobesista un nuevo debut de Juan Ramón Sandoval mientras que al frente del visitante llegaba un viejo conocido de la afición blanquiverde, Aritz López Garai, el año pasado al frente del Reus.

Un Córdoba C.F de circunstancias se presentaba de inicio ante la imposibilidad de inscribir hasta la fecha al guardameta titular Pawel Kieszek y al mediocampista Edu Ramos. Stefanovic y Alex Vallejo fueron sus recambios esta noche.

Sin lugar a dudas se echaba en falta a importantes baluartes de la pasada temporada como Reyes, Guardiola o Aguza.

Las señas de identidad de este Córdoba C.F debían ser la garra, la confianza, la intensidad y el orden táctico, y esos han sido los atributos mostrados esta noche en el nuevo Arcángel, además del liderazgo de Sandoval.

La primera parte reflejó un bonito toma y daca por ambos equipos, con cierta superioridad en el dominio del balón por parte del C.D. Numancia, que no supo encontrar puerta en el par de ocasiones claras que tuvo.

Todo lo contrario que el Córdoba C.F., que se adelantó en el minuto 38 por mediación de Jovanovic, que no perdonó desde el interior del área y de cabeza una buena asistencia de Alejandro Alfaro.

En la segunda mitad se esperaba la reacción del C.D. Numancia, que pronto se vio traducida en el marcador, con el empate logrado a los 5 minutos de la reanudación por Carlos Gutiérrez. Remató desde el centro del área tras asistencia de Oyarzun.

Las tablas en el marcador generaron cierto nerviosismo en los cordobesistas, a la vez que el cuadro numantino mostraba un buen despliegue ofensivo y rápidas internadas por los costados locales.

No obstante, sería el Córdoba C.F. el que volvería a adelantarse en el marcador gracias a un preciso disparo de Javi Lara desde fuera del área tras pase de Javi Galán. Se cumplía el minuto 56.

Era un partido de idas y venidas, y sólo dos minutos más tarde los visitantes se reivindicaron y dejaron claro que no iban a vender fácil una posible derrota.

Yeboah, tras asistencia de Marc Mateu ponía de nuevos las tablas en el marcador, en este caso a dos.

Pero desafortunadamente a renglón seguido, otros dos minutos más tarde, en el 60, el C.D. Numancia lograba adelantarse por primera vez en el encuentro.

Alain Oyarzun remataba con la izquierda desde dentro del área al centro de la portería, sin que Stefanovic pudiera reaccionar. 2-3 en el marcador y aún quedaba media hora de encuentro.

Sandoval movía el banquillo cordobesista y daba entrada a Jaime Romero y Piovaccari por Alfaro y Jesús Valentín, respectivamente. El segundo cambio era un claro manifiesto de intenciones al dar entrada a un delantero por un defensa.

Continuaban las idas y venidas con ocasiones por ambos equipos. Aguado en el Córdoba C.F. y Guillermo y Nacho Sánchez por los sorianos pudieron mover el marcador.

Y cuando parecía estar más cerca el cuarto del C.D. Numancia que el empate del Córdoba C.F., la casta y la personalidad del cuadro blanquiverde y de su técnico llevaron a que Aythami Artiles, estandarte de este Córdoba C.F. empatara de cabeza en el minuto 86 rematando hacia abajo y al palo izquierdo tras un buen centro de Fernández. 3-3 en el marcador y se desató el júbilo en el Nuevo Arcángel, que había visto muy cerca que podía terminar el encuentro con derrota.

Concluía un encuentro loco, en el que el Córdoba C.F. mostró que a casta y personalidad no le gana nadie a pesar de la complicadísima pretemporada vivida, el cambio de entrenador, y la práctica imposibilidad de fichar.