Javier Collado

Dobuss

El Córdoba Club de Fútbol juega hoy a las 22:00h en el Arcángel ante el Numancia, este será el primer partido del equipo de Sandoval en la Liga 1/2/3 en la temporada 2018/2019. Tras un verano de subidas y bajadas, el Córdoba Club de Fútbol comienza con ilusión una nueva temporada en la que el objetivo, según dijo el técnico en su rueda de presentación, es “llegar a los 50 puntos, de la salvación, lo antes posible”.

El Córdoba de cara a esta temporada ha realizado dos fichajes. Por un lado, Luis Muñoz, por otro, la vuelta a casa de Piovaccari y por último, Luismi Quezada. A la espera de poder seguir inscribiendo más jugadores en La Liga el Córdoba CF no cierra puertas a la llegada de nuevos hombres para completar la plantilla. 

El Córdoba CF logró la cesión del defensa Luis Muñoz. Llega procedente del Málaga CF, aunque la pasada temporada estuvo jugando en el CD Lugo. Con el conjunto lucense jugó más de 800 minutos. Se trata de un defensa central polivalente. Tiene 21 años y mide 1,82 metros.

Por otro lado, Federico Piovaccari vuelve a El Arcángel. El delantero italiano firma por el Córdoba CF hasta final de temporada y dará consistencia al ataque cordobesista, ofreciendo con su capacidad rematadora más opciones a José Ramón Sandoval.

Piovaccari (1,81 m.) tiene 33 años y es de sobra conocido en El Arcángel. Cuenta con una dilata experiencia y ha llegado a jugar en Primera con el Eibar. Después recaló en el Córdoba, donde anotó cuatro goles y disputó nueve encuentros como titular. Tras su paso por El Arcángel, Piovaccari se marchó al fútbol chino, jugando en el Zhejiang Yiteng de la primera división del país asiático.

El Córdoba CF llegó ayer a un acuerdo con el Real Madrid para que Luismi Quezada juegue con el conjunto cordobesista en calidad de cedido hasta final de temporada.  Quezada, tercer fichaje de la entidad cordobesista en lo que va de mercado estival, juega de lateral izquierdo, tiene 22 años y mide 1,71m.

El zaguero hispano dominicano fue uno de los jugadores más destacados del Real Madrid Castilla la pasada temporada. Disputó con el filial madridista más de 3.000 minutos y marcó seis goles. Quezada viene de hacer la pretemporada con el primer equipo a las órdenes de Lopetegui.

Además, el pasado martes, el club presentó las nuevas equipaciones. En el marco inigualable de Medina Azahara, recién declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad, el Córdoba CF presentó sus equipaciones y ropas oficiales para la temporada 2018/19. De la primera plantilla acudieron al acto Alfaro, Javi Lara y Pawel Kieszek; además de los jugadores del filial Andresito y Miguelón. Mientras, del equipo de fútbol sala estuvieron Manu Leal y Cristian. Por último, del equipo femenino estuvieron las jugadoras María, Carmen y Rocío.

La principal novedad de la primera equipación del Córdoba CF de esta temporada es que en lugar de dos rayas verdes hay tres en la parte delantera de la camiseta. Además, antes las líneas eran rectas y ahora son curvas, dando la apariencia de no quedar tan ceñida. La parte posterior de la camiseta es totalmente blanca, con los dorsales en color verde. El pantalón es de color blanco, igual que el de la pasada temporada.

Mientras, la segunda equipación recupera el color burdeos, haciendo un guiño a la bandera de la ciudad. Además, cuenta con la filigrana de un detalle del arte califal de Córdoba. Por último, en las mangas lleva un ribete en blanco. En la segunda equipación, los dorsales son de color blanco. El pantalón es también del mismo burdeos que la camiseta.

La tercera equipación es azul eléctrico, con las mangas en azul marino. Los pantalones son del mismo color que la camiseta. Al igual que en la segunda equipación, los dorsales son de color blanco. 

Por su parte, la primera equipación de porteros es de color gris; la segunda, blanco con negro; y la tercera, amarilla.

Por último, la ropa de paseo es polo blanco y bermuda negra para los jugadores, mientras que para el staff técnico la parte superior es de color negra. El chandal oficial es negro, con el escudo y el logotipo de Kappa y rayas en blanco. La ropa de entrenamiento es negra para los jugadores y verde para los técnicos.