Guardia Civil - Archivo

Javier Collado

Dobuss

María Morales. La Guardia Civil ha detenido en Palma del Río a dos personas, una de ellas de 32 años de edad, vecina de la localidad sevillana de Peñaflor, conocida por sus amplios antecedentes policiales y la otra de 20 años de edad, vecina de Palma del Río, como supuestos autores de un delito de robo con intimidación, utilizando un arma de fuego.

La Guardia Civil tuvo conocimiento a través de una llamada telefónica recibida a primera hora de la madrugada del pasado día 15 de junio en el Puesto Principal de Palma del Río, que se había cometiendo un robo con intimidación en un establecimiento de hostelería ubicado en el casco urbano de la localidad, donde una persona que ocultaba su rostro con una careta, armada con un arma corta, estaba intimidando a la empleada del establecimiento.

Inmediatamente, la Guardia Civil estableció un dispositivo de servicio, orientado a la confirmación de la información, la localización del supuesto autor/es y, en su caso, la detención de los mismos.

Seguidamente, fruto del dispositivo establecido por la Guardia Civil, una patrulla detectó en el interior de una barriada de la localidad, próxima al establecimiento donde se había cometido el robo, un varón que les resultó sospechoso por lo que decidieron identificarlo, no lograrlo alcanzarlo ya que el mismo al detectar la presencia de la Guardia Civil en la zona, se dio a la fuga. No obstante, los guardias civiles lograron información suficiente para poder identificarlo, resultando ser un conocido delincuente por sus amplios antecedentes policiales, de 32 años, vecino de la localidad sevillana de Peñaflor.

En la inspección ocular practicada en la zona donde se había dado a la fuga el sospechoso, la Guardia Civil localizó en el interior de un bloque de pisos, concretamente en el hueco de la escalera, una pistola de fogueo, así como una máscara y 145 € en billetes fraccionados, que fueron intervenidos.

El avance de la investigación, permitió averiguar que en la comisión del robo había intervenido una segunda persona. Ante ello, tras comprobar los hechos denunciados y obtener indicios y pruebas suficientes de la implicación de los dos identificados en el robo, se procedió a su detención los pasados días 10 y 13 de agosto, como supuestos autores de un delito de robo con intimidación.