Javier Collado

Dobuss

Román es un pequeño y adorable niño de dos años con espina bífida que reparte alegría y sonrisas a todos a su alrededor.  La familia de Román vive en Kansas, y además de a sus padres tiene dos hermanos. Su madre, cuando estaba embarazada de 20 semanas, le explicaron que el pequeño tendría espina bífida, y mientras estaba en el útero se sometió a una cirugía para mejorar los problemas respiratorios y el movimiento funcional de sus piernas.

«Antes de que naciera nos dijeron que había una posibilidad de que no pudiera caminar nunca», explicó su padre al programa Good Morning, America. «Estábamos asustados, confundidos, y el miedo era enorme porque quieres que tus hijos tengan una vida maravillosa», indicaba.

Román nació en mayo de 2016 y con terapia física y perseverancia comenzó a utilizar un andador un año después. Ahora, hace apenas 15 días, ha empezado a usar las muletas por sí mismo y a dar sus primeros pasos él solo. «Es un guerrero», asegura su padre.

Las aventuras de Román las comparten sus padres en una página de Facebook: ‘Desafiando las probabilidades, el viaje de Román’. Su sonrisa y su personalidad contagiosa provoca que cada vídeo que sus padres suben acumule cientos de miles de comentarios. Sus padres esperan que estos vídeos ayuden a arrojar luz sobre la espina bífida.

Por ello además, han creado una página de crowdfunding en la que recaudan dinero para, por un lado financiar los gastos médicos, y por otro destinarlo a la investigación. Ahora, un vídeo del pequeño en el que le muestra a su perro sus primeros pasos ha cautivado a la red. «¡Mira Maggie!¡Estoy caminando Maggie!», se escucha decir el menor a su perra. El vídeo acumula más de 24 millones de visualizaciones en Facebook:

You think he’s proud of himself? “Look Maggie, I walking Maggie!”(for usage and licensing contact licensing@viralhog.com)

Publicada por Defying Odds: Roman's Journey en Miércoles, 1 de agosto de 2018