Javier Collado

Dobuss

CBN. El padre de la joven Patricia Aguilar, que fue captada por el líder de una secta en Perú y regresó este fin de semana a España tras ser liberada, ha confirmado que, «conforme se vaya centrando, va a volver a sus estudios y a planificar una vida» como la que su familia quería para ella antes de que «ocurriera todo esto».

La familia ha ofrecido en Elche una rueda de prensa tras su regreso a casa desde Perú. Alberto Aguilar ha asegurado que la joven ha «mejorado muchísimo físicamente» con respecto a cómo la encontraron.

El padre reconoce que tras localizar a su hija sintió que «gran parte del trabajo está hecho, aunque quedaba mucho todavía por hacer». Ha asegurado que no la ha preguntado nada sobre lo ocurrido:»Lo que ella quiera contarme que me lo cuente, no le voy a cuestionar nada».

Alberto Aguilar ha afirmado que la «pesadilla acabó cuando fueron localizados» su hija y su bebé en la selva peruana, y ha dejado claro que Patricia «ha vuelto por voluntad propia», tras permanecer año y medio en Perú.

La familia de la joven ilicitana ha incidido en la «falta de leyes que legislen casos» como el suyo, ya que se encuentran «desprotegidos» y «les puede pasar a cualquiera». La portavoz de la familia de Patricia Aguilar, Noelia Bru, ha solicitado además un protocolo y formación policial «para saber cómo actuar en estas situaciones», así como un observatorio para la prevención y centros de ayudas a las víctimas captadas por sectas.

La familia ha pedido respeto y privacidad para la joven y que «no se la persiga». «Ella es una víctima y tiene que retomar su vida. Le choca que sea ahora el centro de atención», ha dicho Bru.