Javier Collado

Dobuss

María Morales. La Guardia Civil en el marco de la Operación “Knight”, desarrollada en las provincias de Almería y Cádiz, ha detenido a un total de 15 personas (1 rumano, 3 magrebíes y 11 españoles), pertenecientes a una organización criminal dedicada a la introducción en territorio nacional de grandes cantidades de hachís, a la vez que se ha incautado de 8.936 Kg. de hachís que tenían ocultos en fondeos en el mar o en zulos y trasteros.

Durante las dos fases en las que se divide la explotación, se han practicado 24 registros en las localidades almerienses de Adra, Balanegra y El Ejido, así como uno en la gaditana de Algeciras, donde se ha intervenido gran cantidad de material, herramientas y medios de transporte utilizados por la organización para el desarrollo de su actividad delictiva.

Los cabecillas de la organización residían en la provincia almeriense, si bien actuaban en la zona del Estrecho de Gibraltar y Algeciras. La organización tenía parte de su logística e introducían la droga por Cádiz y Almería, si bien la organización realizaba su actividad por todo el arco del mediterráneo hasta Alicante.

Dicha organización estaba jerarquizada, contando con 4 cabecillas vecinos de Almería, y teniendo cada uno de sus componentes una función específica en las cuales se habían especializado, contando con buzos expertos, encargados de manejar los alijos de hachís una vez fondeados en el agua.