Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. La Denominación de Origen Protegida Priego de Córdoba ha recibido un diploma como agradecimiento por su aportación a la Candidatura de la Ciudad Califal de Medina Azahara como Patrimonio Mundial de la Unesco. Un hito que se consiguió el pasado 2 de julio y que se ha querido celebrar de manera conjunta con todas las entidades e instituciones que la apoyaron.

El pasado mes de mayo las cuatro denominaciones de origen del aceite de oliva de la provincia de Córdoba plantaron a la entrada del Conjunto Arqueológico cuatro olivos, cada uno característico de su Comarca y olivar. En concreto la DOP Priego de Córdoba plantó un olivo centenario de la variedad picuda. “Nuestros olivares son símbolos vivientes de la historia de nuestra provincia y de la importancia del aceite en nuestra forma de vida”, explicó en su momento el Presidente de la entidad prieguense, Francisco Serrano.

El olivo siempre ha formado parte de la vida de quienes hemos habitado estas tierras, y este origen ha sido reconocido por las cualidades de sus aceites en todo el mundo desde el imperio romano”, detalló Serrano.

Una vinculación entre la ciudad califal y la historia de la provincia, que ahora se ve engrandecida tras la celebración de este encuentro institucional. Ya que además del olivo, se instaló un panel explicativo de cada DOP, de manera que cualquiera que visite los restos arqueológicos podrá interesarse y conocer la gran tradición olivarera de la Comarca.