Javier Collado

Dobuss

CBN. «¡¡Hola amigo!! Has dejado un vacío insalvable por la mano de una persona mezquina. Continúa tu trabajo allá arriba, sigue buscando desaparecidos, salvando vidas…»

Con este emotivo mensaje despidió Fabiano Ettorre a Kaos, su perro que se hizo famoso por rescatar a varias personas en el terremoto de Amatrice, Italia, en 2016 que dejó un saldo de más de 200 muertos en el centro del país.

Fabiano, su dueño lo encontró muerto en el jardín de su casa en Sant’Eusanio Forconese, en la provincia de L’Aquila. Lo habían envenenado. Él mismo dio la noticia en las redes sociales.

“No tengo palabras. No puedo entender un acto tan horrible. Estaba vivo al menos hasta las dos de la mañana, cuando lo escuché ladrar” decía el mensaje que también advertía que los autores del asesinato lo iban a “pagar”.

Activistas por los derechos de los animales reaccionaron ante la noticia y calificaron como un «criminal peligroso» a la persona que lo mató y pidieron penas más severas. Rinaldo Sidoli, el director de comunicaciones de Animalisti Italiani dijo: «Kaos salvó a personas y han sido personas las que le han asesinado. No descansaremos hasta que se haga justicia. Debemos presionar a los políticos para que se redacte una nueva ley que prevea penas más duras para aquellos que maltratan y matan animales», detalló.

Kaos era un ovejero alemán de dos años y medio. Nació en Roma en 2015 y también ayudó a los equipos de rescate en un terremoto en Norcia a finales de octubre de 2016, donde no hubo víctimas.

Kaos dejó a una cahorra de tres meses llamada «Kora» que será entrenada por Ettorre para realizar tareas de rescate como su papá.