Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

 

CBN. Investigadores de la Universidad de Ginebra (UNIGE), en colaboración hospitales de Barcelona, ​​Madrid y Sevilla, han desarrollado una prueba de diagnóstico que mide la lesión cerebral traumática leve mediante el uso de una gota de sangre.

Actualmente, una tomografía computarizada (TAC) es el único método confiable para diagnosticar una lesión cerebral traumática leve, pero este equipo no está disponible en todos los hospitales. Las tomografías computarizadas también son más costosas y exponen a los pacientes a la radiación.

El descubrimiento, que ha sido publicado en la página web del centro suizo, no solo liberará a los pacientes de largas esperas, sino que también ahorrará costosos exámenes médicos.

Los golpes fuertes en la cabeza, por cualquier motivo, pueden causar síntomas como visión borrosa, vómitos, pérdida de conocimiento o memoria durante aproximadamente 30 minutos, síntomas que también pueden confundirse con un trauma leve. En estas situaciones es muy dificil determinar con rapidez si realmente existe una lesión cerebral, de ahí el motivo de este invento.

Este dispositivo portátil Point-of-Test Test (POCT) ofrece una alternativa para identificar traumatismos leves en pacientes con lesiones cerebrales en diez minutos mediante el uso de una sola gota de sangre.

El equipo de investigación ha desarrollado la prueba de diagnóstico rápido (POCT) denominada TBIcheck para medir si el nivel de una de las moléculas H-FABP, Interleucina-10, S100B o GFAP (identificadas durante los análisis del proteoma) es superior a 2,5 nanogramos por mililitro de sangre