Javier Collado

Dobuss

CBN. Un grupo de jóvenes y adultos pertenecientes a las unidades integradas en la comunidad (UICS) de la asociación Autismo Córdoba acaba de concluir su participación en un programa de formación de hostelería, gracias a la financiación aportada por la Fundación ONCE, en calidad de organismo intermedio del Programa Operativo del Fondo Social Europeo (FSE) de Empleo Juvenil.

El programa ha comprendido la adquisición de habilidades en diferentes campos hosteleros y de restauración, de forma teórica y práctica.
María del Carmen Morales Muriel, diplomada en Empresas y Actividades Turísticas y con una dilatada experiencia en el mundo de la hostelería, ha estado al frente de este programa formativo que comenzó en marzo.

Dicha formación se ha llevado a cabo en entidades como la residencia de la tercera edad San Rafael y en Fepamic. También se han realizado diferentes visitas guiadas , con prácticas “in situ” en algunos hoteles de la capital cordobesa, como Las Adelfas, Córdoba Center, Balcón de Córdoba, así como en el restaurante Celia Jiménez o el comedor universitario del campus de Rabanales de la Universidad de Córdoba.

El presidente de Autismo Córdoba, Miguel Ángel López, aprovecha que acaba de concluir esta actividad para agradecer a todas las personas, entidades y profesionales de Autismo Córdoba su colaboración en un programa tan positivo para los alumnos.  López resalta además la colaboración del Mercado Victoria para las prácticas de estos alumnos y la aportación económica de la Fundación ONCE, sin la que no hubiera sido posible la iniciativa.

Miguel Ángel López, presidente de Autismo Córdoba, recuerda la importancia de potenciar programas formativos con el objetivo de buscar itinerarios para mejorar la inserción laboral de las personas con autismo, ya que apenas un 1% de las personas con TEA cuenta con un empleo en España.