Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El alemán John Degenkolb (Trek-Segafredo) se refirió «a una gran victoria» la conseguida en la novena etapa del Tour con final en Roubaix, que dedicó, emocionado, «a un amigo que falleció el invierno pasado».

«Esta es una gran victoria, la esperaba desde hace mucho tiempo He pasado por muchas cosas, por momentos difíciles. Estoy muy feliz por poder dedicar esta victoria a uno de mis mejores amigos, que falleció el pasado invierno. Esto es para él», dijo el alemán en rueda de prensa.

Aunque fue un trago muy duro y algunos pensaron que Degenkolb no volvería a su máximo nivel, la fuerza de voluntad pudo con todo. «Todo el mundo dijo que había terminado y que no volvería a hacer nada, pero dije que no, que no había terminado en absoluto. Me propuse que debía conseguir al menos una gran victoria para este amigo, que fue como mi segundo padre. Fue un accidente horrible y una gran pérdida. Estoy muy feliz de poderle dedicar esta victoria».

Respecto al desarrollo de la etapa del pavés, el alemán destacó la dura pelea durante todo el día.  «Fue una pelea realmente dura todo el día. También es una victoria de todo el equipo. Realmente teníamos un plan para no meternos en problemas y funcionó muy bien. Fue increíble. No hay forma de hacerlo más dramático, más agradable, más fantástico. Estoy totalmente abrumado».