Javier Collado

Dobuss

María Morales. Un niño de siete años llamó al servicio de emergencias en la provincia andina de Loja, en el sur de Ecuador, al constatar que su hermana de tres años presentaba problemas de salud y ayudó a su atención inmediata, ha informado el Sistema Integrado de Seguridad (ECU 911). En un comunicado, el ECU 911 destacó la «rápida reacción» del pequeño que «supo actuar de manera oportuna frente a una emergencia», gracias a lo cual «su pequeña hermana recibió atención médica frente a un problema de salud».

Según el ECU 911, el hecho ocurrió el pasado sábado cuando el niño alertó de que su hermana de 3 años no se encontraba bien. Los menores estaban solos en su domicilio ubicado en el barrio San Pedro de la ciudad de Loja, capital de la provincia del mismo nombre, fronteriza con Perú. El Centro Local ECU 911 Loja coordinó con el Ministerio de Salud Pública el despliegue de una ambulancia y personal especializado al sitio de la emergencia.

Paralelamente, una paramédico del ministerio brindó ayuda telefónica al pequeño y le proporcionó indicaciones básicas para proteger la salud de su hermana mientras llegaba el equipo de emergencia a la casa, detalló la entidad en un comunicado. El personal médico atendió a la menor, que presentaba un cuadro de presunta intoxicación alimenticia, se la estabilizó y quedó bajo el cuidado de su madre, que llegó mientras la niña era atendida, «sin presentar mayores complicaciones en su estado de salud».