Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. A sus 23 años, Catalina Corró conoce la palabra «luchar» en muchos ámbitos. Hace una semana se proclamaba campeona de los Juegos Mediterráneos en los 400 estilos, llevándose la medalla de oro, pero  eso no es todo. Hace 15 meses la joven fue operada de un tumor cerebral y, desoyendo a los médicos, comenzó a nadar a los tres meses de la operación.

Gracias a su tesón y fuerza de voluntad, Catalina regresó por todo lo alto ganando una medalla de oro en los Juegos del Mediterráneo. De esta forma ha superado a la favorita de los juegos, Mireia Belmonte y ha roto el récord de los Juegos Mediterráneos, con un tiempo de 4:39.42.

Si algo queda claro es que esta joven ha logrado mucho más que el oro. Y ahora, se ha convertido en un gran ejemplo de superación. Corró ha unido así otro oro al que antes había logrado Jessica Vall en los 200 metros braza en una jornada de finales en la piscina de Tarragona de buen rendimiento de la delegación española.

Antes del éxito de Corró, otro mallorquín, Hugo González de Oliveira había sido plata en la prueba de 200 metros estilo y cuarto su compañero de equipo Albert Puig. El relevo femenino de 4×200 metros, formado por la mallorquina Melani Costa, África Zamorano, Lidon Muñoz y Mireia Belmonte, que lograron el bronce.