Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Alvaro Sánchez. La ciudad califal de Medina Azahara (Córdoba) ya ha recibido el veredicto del comité de Patrimonio Mundial de la Unesco, y ha sido incluida en su prestigiosa lista de lugares protegidos.

Las votaciones del comité de la Unesco comenzaron el pasado viernes en Baréin y, en un principio los delegados del organismo aceptaron la inclusión de nuevos sitios de China, Kenia, Omán y Arabia Saudí en la lista de Patrimonio Mundial teniendo que esperar hasta la media mañana de este domingo para la inclusión de Medina Azahara.

Medina Azahara alberga las ruinas de una ciudad fundada por el primer califa de Al Ándalus, Abderramán III, de la dinastía Omeya, en el año 936, siete después de proclamar el Califato de Córdoba.

Los restos de la ciudad califal, que incluyen edificios, infraestructuras y objetos de decoración, permanecieron enterrados durante un milenio hasta que fueron descubiertos a comienzos del siglo XX a las afueras de la actual Córdoba.

Además de la candidata española,  la Unesco ha analizado candidaturas de países como India, Irán, Japón, Canadá, Colombia o México. La reunión del comité de Patrimonio Mundial de la Unesco se prolongará hasta el próximo 4 de julio en Manama.

Córdoba, con esta designación, logra ser poseedora de cuatro enclaves Patrimonio de la Humanidad.