Javier Collado

Dobuss

Alvaro Sánchez. En un partido muy gris y generando dudas en defensa, España ha empatado con Marruecos en los últimos minutos de descuento del encuentro gracias a una polémica jugada en la que el colegiado ha señalado fuera de juego pero el nuevo VAR ha rectificado otorgando como válido el gol de Yago Aspas.

España siempre ha ido por detrás en el marcador tras adelantarse Marruecos en el minuto 13 por una falta de entendimiento de Ramos e Iniesta que permitió al delantero Boutaib irse solo hacia la portería española batiendo a De Gea.

Afortunadamente España reaccionó con rapidez y cinco minutos más tarde, en el 18, logró igualar el encuentro por mediación de Isco, el mejor jugador de la selección española por el momento en este Mundial, que remató inapelable a la red tras una buena jugada y pase de Iniesta.

Hasta la finalización de la primera mitad poco que destacar en cuanto a ocasiones de peligro. Una España dominadora del balón pero con escasa velocidad y profundidad ante una Marruecos que en contra de lo mostrado hasta la fecha, esperaba atrás para salir al contragolpe.

En la segunda mitad, la tónica no cambió demasiado, destacando un cabezazo de Isco en el minuto 62 que sacó providencialmente un defensa marroquí cuando el portero estaba batido.

En el 74 Fernando Hierro hizo los primeros cambios dando entrada a Aspas y Asensio por Diego Costa y Thiago Alcántara.

Sin embargo, en una jugada aislada de Marruecos, en el 84, logró En Nesyri empatar en un certero remate de cabeza.

Enorme decepción para la afición española y pésimas sensaciones en el terreno del juego.

Sin embargo, en otra página que demuestra que en el fútbol todo cambia en segundos, se produjeron dos circunstancias en ambos encuentros, en el España-Marruecos y el Portugal-Irán, cuando se llegó al minuto 90.

Portugal, que fue casi todo el partido ganando por la mínima a Irán, con fallo de penalti de Cristiano Ronaldo incluido, veía como le señalaban un penalti en contra.

Hasta ese momento, con la derrota de España era primera de grupo.

En el otro escenario, España lograba empatar gracias a un maravilloso gol de espuela de Yago Aspas, pero el colegiado pitaba fuera de juego.

Irán lograba anotar su penalti, poniendo el empate a 1 en el marcador, y España, tras una larga deliberación de los colegiados a través del nuevo VAR, veía como finalmente se le concedía el gol del empate a 2.

Estos nuevos resultados permitían que España arrebatara in extremis la primera plaza de grupo a Portugal que finalmente acababa como segunda de grupo.

España se enfrentará el próximo domingo a la anfitriona Rusia en octavos de final.

No obstante, mucho tiene que cambiar el equipo español, por lo visto hoy para tener opciones de avanzar en el presente Mundial de Rusia 2018.