Javier Collado

Dobuss

CBN. En 1943, Ingvar Kamprad fundó la empresa de mobiliario y artículos para el hogar más famosa del mundo: Ikea. El pasado 27 de enero, el empresario falleció a los 91 años. Meses después, la multinacional sueca ha enviado a sus empleados una carta de despedida escrita por el mismo Kamprad.

La misiva, escrita hace aproximadamente diez años, se ha encontrado ahora y está dirigida a la ‘familia Ikea’, la forma con la que el fundador llamaba a sus trabajadores.

En su carta, Ingvar Kamprad dice a sus empleados que la “mejor forma de crecer y ser felices es aprender los unos de los otros”. “Los que pertenecéis a la vieja generación enseñad a la nueva generación nuestra idea de negocio única y nuestra cultura empresarial y explicadles la misión social ”, añade.

A la nueva generación, el fundador de Ikea les pide que busquen un mentor y que aprendan de él. “Traéis con vosotros nuevos conocimientos que vuestro mentor seguro querrá aprender; es la mejor situación del mundo, todos salís ganando”, asegura.

He ansiado el retorno del sentido común”

En la carta Kamprad también habla de su principal deseo: “En los últimos 10 años, lo que más he ansiado es la firmeza, la sencillez y el retorno del sentido común”. “Yo nunca he creído en las curvas y barras de las estadísticas o en las investigaciones de mercado rígidas, solo son una pequeñísima parte de la auténtica verdad y, a menudo, constituyen los grandes enemigos de la toma de decisiones”, explica.

Ingvar Kamprad reconoce que vivió una “vida fantástica, algo dura en ocasiones, pero nada es comparable con haber podido trabajar con los mejores ‘co-workers’ del mundo”. La carta a sus trabajadores concluye con una frase ‘típica’ del empresario sueco: “Tú solo estás en el principio. ¡Por un futuro glorioso!”

Llegó a los 8.700 trabajadores en España

La directora de comunicación de Ikea en España, Luisa Alli, asegura que sintió “el cariño que profesaban los 8.700 empleados del país, a los que la carta les ha parecido un gesto maravilloso y emocionante”.

Alli comparte la idea del fundador de “crear un mejor día a día para la mayoría de las personas”. “Percibo cada día el legado de nuestro fundador: su humildad, sus valores, su arraigo e ideales suecos”, concluye la directora de comunicación.