Javier Collado

Dobuss

CBN. José Francisco Naranjo, bombero del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria que  rescató hace uno días a un hombre de 60 años del interior de su vivienda tras producirse un incendio y que hace unas semanas no dudó en lanzarse al mar para salvar a un bañista de 70 años en la costa de Agaete, ha sido propuesto para la concesión de una medalla al mérito por realizarlo cuando se encontraba fuera de servicio.

Porque José Francisco Naranjo estaba dando un paseo por la avenida Mesa y López junto a su mujer y sus dos hijos la noche del pasado sábado cuando no dudó en entrar en una casa en llamas. Rescató a su único ocupante, salvándole la vida ya que se encontraba tendido en el suelo inconsciente. Sus compañeros del Consorcio de Emergencias solicitan ahora al Cabildo de Gran Canaria que premie con una medalla al mérito no sólo este servicio que realizó de manera altruista, sino también por su participación en el rescate de un pescador que se había caído al mar el pasado 28 de mayo en la costa de Agaete.

Naranjo aprovechó para hacer referencia a la precariedad con la que trabajan y que, según los bomberos, sufren y solicitó, «por favor», al presidente del Cabildo, que solucione los problemas con los que presentan cada día, como la falta de personal y material adecuado. «Esta sería la recompensa más grande», indicó.