Javier Collado

Dobuss

María Morales. La Asociación Animalista Libera y la Fundación Franz Weber ofrecen una recompensa de mil euros «por datos que permitan identificar al autor de este brutal caso de crueldad, donde una perra preñada recibió un disparo, presuntamente de una escopeta de caza, y fue dejada a su suerte en una tubería de pluviales», en Pontevedra.

En este sentido, desde las asociaciones recuerdan que este caso «puede ser afrontado desde una vía penal, por un delito de maltrato animal condenable con hasta un año de prisión y la inhabilitación para la tenencia por un máximo de 36 meses», o por la vía administrativa, «aplicando la nueva Ley de Bienestar Animal, que contempla multas de hasta 30.000 euros e inhabilitaciones por un máximo de diez años», advierten.

FFW y LIBERA! esperan que «el estímulo monetario sirva para romper el pacto de silencio existente en muchas zonas de Galicia con respecto al maltrato de los animales», como han detectado, «por ejemplo, en situaciones de encadenamiento continuado o con la colocación de lazos y cepos ilegales», han puntualizado.

«Cualquier persona que conozca datos del posible responsable de la muerte del animal debe ponerse de forma inmediata con la Guardia Civil y, una vez verificada la calidad del posible testimonio, remitir a los animalistas la proposición», explican los colectivos.