Javier Collado

Dobuss

El establecimiento Osteria Francescana de Módena (Italia) ha sido designado mejor restaurante del mundo según la lista The World’s 50 Best Restaurants que otorga la revista británica Restaurant. Entre los 50 mejores establecimientos figuran siete españoles, con El Celler de Can Roca en la segunda posición. Tres de ellos entre los diez primeros puestos.

Los galardones, conocidos como los Oscars de la gastronomía, han sido anunciados en una gala celebrada este año en el Palacio Euskalduna de Bilbao, que ha contado con la presencia de un millar de invitados que han asistido al mayor evento gastronómico del mundo. El acto ha contado con la presencia de autoridades del País Vasco, entre ellas, el diputado general de Vizcaya, Unai Rementeria, o el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto.

En la 17 edición de estos galardones, El Celler de Can Roca, de Girona, se ha situado en segunda posición en el ranking, escalando un peldaño desde el tercer puesto que obtuvo en la pasada edición. Tras recibir este galardón, el chef Joan Roca ha afirmado que se sienten «maravillosamente bien» de haber pasado del tercero al segundo puesto y ha destacado que llevan 10 años entre los cinco primeros.

Roca ha subrayado que para su equipo estar en el «top five» es «ya una victoria maravillosa». En todo caso, ha añadido que lo importante es que España siga ocupando su actual «posición de privilegio en las cocinas internacionales». Por delante se ha situado el Osteria Francescana, que ha sustituido en el número uno del ranking al establecimiento neoyorquino Eleven Madison Park, comandado por el chef Daniel Humm, que el pasado año se convirtió en el mejor del mundo.

El restaurante italiano escala así desde el segundo puesto que ocupó en 2017 hasta la cima de la lista. Tras conocer el premio que distingue a su restaurante, el chef de Osteria Francescana, Massimo Bottura, se ha mostrado eufórico ante los numerosos medios de comunicación que han seguido su comparecencia una vez concluida la gala. «Hemos cocinado este año como nunca en la Osteria y hemos sentido una energía mágica. No creo que sea el mejor restaurante del mundo pero sí el más grande e influyente», ha apuntado.

El chef italiano ha asegurado que desea que la Osteria sea un «ejemplo de ética y de estética» y se ha mostrado convencido de que, en la actualidad, «el plato ha cambiado porque en un gran restaurante debe ser de características más complejas e importantes». «Es fantástico», ha asegurado al ser preguntado por el galardón.

Por su parte, el chef Mauro Colagreco, cuyo restaurante francés Mirazur ha logrado el número tres de la lista, ha reconocido que casi no podía ni pensar y que este miércoles cuando abra el restaurante «será otro día». El chef, que es argentino, aunque su restaurante se ubica en Francia, ha destacado que asume este galardón «con mucha responsabilidad» y ha destacado que se han colocado «en la élite de la gastronomía mundial». «Pasar del cuarto al tercero es un gran logro y me voy muy satisfecho de Bilbao», ha destacado.