Imagen: medusas.org

Javier Collado

Dobuss

Como cada año, con la llegada del verano llegan algunos problemas para las playas andaluzas. El principal de ellos: las medusas.

Entre las playas Nerja y Vélez-Málaga, y entre Torremolinos y Mijas, miles de ejemplares de la especie ‘Pelagia noctiluca’ se han concentrado en forma de plaga en la orilla y en la arena, lo que ha obligado a desplegar la bandera amarilla y a movilizar a los equipos de limpieza.

De cara a la nueva temporada las playas de la Costa del Sol han retirado once toneladas de dicha especia y ya están preparadas para recibir con sus brazos abiertos a turistas y nativos bajo sus rayos de sol.