Fotografía cedida por la ONG "SOS Mediterranee".

Javier Collado

Dobuss

María Morales. Casi la mitad de los migrantes han manifestado su deseo de solicitar asilo en Francia, país que se ha ofrecido a acoger a parte de las personas que viajaban en la embarcación, según ha confirmado el Gobierno en un comunicado, que señala que todos ellos tienen autorizada una entrada extraordinaria a España por motivos humanitarios de 45 días.

«Casi la mitad van a querer ir a Francia, en las condiciones en que Francia aplique su propia su propia normativa, la normativa europea -ha añadido Carmen Calvo a su entrada a la sede de Ferraz donde se celebra la Ejecutiva del partido-. Nos parece que es una situación bastante idónea, se trata de cooperar y de cumplir la normativa europea y el derecho internacional».

Calvo, que ha añadido que el Gobierno ha afrontado como respuesta democrática y estricta a una crisis humanitaria la situación de Aquarius que, a su juicio, pone en el debate europeo la necesidad de cumplir la normativa común y dar una respuesta razonable de las democracias europeas al mundo.