Imagen: Hospital Escuela UNAH.

Dobuss

En Honduras han nacido dos siamesas que comparten órganos vitales como el corazón y el hígado. Por el momento, los especialistas y doctores se encuentran estudiando el caso aunque descartan por completo intervenirlas para separarlas quirúrgicamente.

El Hospital Escuela Universitario de Honduras ha informado a través de su cuenta oficial de Facebook del nacimiento de dos siamesas. Según ha escrito el centro médico en el comunicado, las pequeñas se encuentran en la unidad de cuidados intermedios de neonatos y, de momento, se descarta por completo que sean intervenidas a una operación para que sean separadas.
El motivo por el que no se producirá esta operación se debe a que las dos recién nacidas comparten el mismo corazón. Su madre, Jennifer Pamela Martínez de 27 años, ha asegurado que recibió esta noticia cuando ya se encontraba en el quinto mes de embarazo: «Yo no sabía qué significaba esa palabra (siamesas), busqué en internet y como toda madre me quedé consternada porque no es algo fácil».
Las dos bebés se llaman María Fernanda y María José y, en estos momentos, se encuentran conectadas al oxígeno artificial porque nacieron con una cardiopatía congénita compleja. Miguel Osorio es el portavoz del hospital y ha declarado que los especialistas y doctores encargados del caso aseguran que no las pequeñas no se pueden separar ya que, además de compartir corazón, también comparten otros órganos vitales como es el hígado.
Por su parte, la madre de las siamesas «ha llamado a la solidaridad de los hondureños porque sus hijas requieren oxígeno, pañales, leche y ropa de bebé», según apunta el comunicado publicado por el centro médico en el que también se afirma que la familia ha tenido que cambiar de ciudad para que las recién nacidas estén ingresadas y cuidadas en el Hospital Escuela Universitario de Honduras.