Javier Collado

Dobuss

Las cenizas de Stephen Hawking recibieron sepultura este 15 de junio en la Abadia de Westminster. El acto coincidió con el envío de la voz del cosmólogo al agujero negro más cercano.

Como homenaje personal, el compositor griego Vangelis creó una pieza original de música con la voz del profesor Hawking para la ceremonia, que fue enviado al espacio por la estación terrestre de la ESA en Cebreros en el momento en que sus cenizas fueron enterradas.

Hawking, quien fue uno de los pioneros de los estudios teóricos de los agujeros negros, falleció el 14 de marzo de 2018 a la edad de 76 años. Cabe destacar que predijo que los agujeros negros emitirían un resplandor muy tenue, a menudo llamado ‘radiación Hawking’; además de proponer una teoría de la cosmología explicada por una unión de la teoría general de la relatividad y la mecánica cuántica.

La hija del profesor Hawking, Lucy, dijo: «Alrededor de la época en que nuestro padre fue enterrado, la composición de Vangelis con la voz de nuestro padre se transmitió al espacio. Este es un gesto hermoso y simbólico que crea un vínculo entre la presencia de nuestro padre en este planeta, su deseo de ir al espacio y sus exploraciones del universo en su mente «.

 

Desde ahora, las cenizas de Hawking reposan en Londres, en la Abadía de Westminster, junto a insignes científicos británicos de otros tiempos, como Charles Darwin y Isaac Newton.