Javier Collado

Dobuss

Alvaro Sanchez. España ha iniciado su participación en el Mundial de Rusia, en un complicado partido de debut ante la actual Campeona de Europa, Portugal.

Las gradas del estadio de Sochi estaban llenas de color rojo y amarillo y banderas de España de una afición más numerosa y más animosa que la portuguesa.

El partido ha sido apasionante, la mejor versión del campeonato rey del fútbol mundial entre dos grandes equipos que han sido Campeones de Europa en el presente siglo.

El partido se puso muy pronto en contra para España al señalar el colegiado un dudoso penalti de Nacho a Cristiano Ronaldo, que parece buscar la pierna del defensor español, no sirviendo de nada el nuevo VAR de ayuda arbitral para una rectificación de la decisión del colegiado. El 9 portugués batió a De Gea adelantando a la selección ibérica.

Afortunadamente la reacción de España llegaría en el minuto 23 en una genialidad de uno de los jugadores más destacados del encuentro, Diego Costa, que luchó de cabeza un balón con el central portugués Pepe, encaró el borde del área ante dos defensores y magistralmente se resolvió para de un duro disparo batir al guardameta portugués.

Llegaron los mejores minutos de la selección, que se vio dominadora, con llegada y con un buen equilibrio defensivo.

Sin embargo, a falta de dos minutos para la conclusión del primer tiempo, un disparo seco desde fuera del área de Cristiano Ronaldo, incomprensiblemente no pudo ser atajado por De Gea, acabando en las redes de la portería española.

Mazazo para la moral de los jugadores españoles, más aún cuando el árbitro pitó el descanso.

Se inició la segunda mitad con una Portugal muy replegada con la consigna de conservar el resultado, ante una España bien dirigida por el flamante seleccionador Fernando Hierro, que tenia que arriesgar y buscar la remontada.

Y esa remontada, a base de fe y también de táctica, llegó.

En el minuto 54, una falta lanzada al palo largo fue cabeceada al área chica para que entrara Diego Costa para remachar inapelablemente a la red. España empataba y volvía la alegría a la afición española.

Y unos minutos más tarde, en el 57, sería Nacho, el que con un durísimo y magistral disparo llegando en carrera al borde del área logró que acabara en las mallas de la portería portuguesa. 2-3 en el marcador.

No obstante, no era el día de la fortuna para España, y sí el de Cristiano Ronaldo, ya que a solo dos minutos para el minuto 90, en un lanzamiento desde el borde de la media luna, efectuó un certero lanzamiento en parábola ante el que no pudo hacer nada De Gea.

El empate a tres fue definitivo concluyendo el encuentro con una agria sensación para el conjunto español, que fue mejor que Portugal en este complicado debut.

El próximo partido será el día 20 ante Irán, que en la tarde de este viernes derrotó a Marruecos por 1 a 0.