Investigación en el laboratorio. Foto: EFE.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El instituto Catalán de Oncología (ICO) junto con las investigadoras Sonia Pernas y Marta Gil-Martín han desarrollado el «primer ensayo clínico que prueba con éxito» un nuevo tipo de medicamento en pacientes con cáncer de mama metastásico. El estudio se ha llevado a cabo con 56 pacientes de once centros de España y Estados Unidos.

Los resultados muestran el «gran potencial» de este fármaco, con un «63 % de beneficio clínico», como «nueva opción terapéutica para pacientes afectadas de cáncer de mama metastásico avanzado». «Lo que hace el nuevo fármaco es potenciar los efectos de la eribulina, con lo que también potencia los efectos de la quimioterapia», ha detallado Gil-Martín, que ha asegurado que han conseguido «una tasa de respuesta mucho más alta» de lo habitual.

El fármaco ataca el receptor CXCR4, una molécula que se «localiza en zonas de metástasis» y que juega un papel crítico en el crecimiento, el desarrollo y la metástasis de tumores. Los investigadores aseguran que una elevada expresión del CXCR4 está relacionada con el comportamiento metastásico agresivo de las células cancerosas y con un mal pronóstico. La Food and Drug Administration de Estados Unidos ha otorgado a designación ‘Fast track’ a esta nueva terapia inmunooncológica, lo que, según las investigadoras, permitirá «acelerar su desarrollo».