Javier Collado

Dobuss

María Morales. Un año más, como ya es preceptivo, comenzada la época de peligro alto de incendios en la Comunidad Autónoma de Andalucía, se han activado los dispositivos contra incendios forestales en las instalaciones militares del Campo de Maniobras y la Base Militar de Cerro Muriano que cubrirán la denominada Campaña estival contra incendios 2018.

Entre las medidas establecidas en el ámbito de la BRI X cabe destacar un dispositivo de vigilancia basado en observatorios permanentes y patrullas móviles por todo el entorno geográfico de actuación así como un equipo de extinción de primera intervención con capacidad para atacar y extinguir incendios de pequeñas dimensiones.

Lo anterior no es sino la culminación del conjunto de actuaciones preventivas que se desarrollan a lo largo del año en el Campo de Maniobras y Base Militar de Cerro Muriano. Estas actuaciones; repaso de cortafuegos (56 km), limpieza de monte, mantenimiento de caminos, etc. son realizadas, parte por empresas civiles contratadas y parte por la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Por último, todo este despliegue se ve complementado con la cobertura que proporciona el personal y medios del plan INFOCA y de la UME, merced, entre otros, a los protocolos y planes de colaboración establecidos con la Junta de Andalucía, como es el caso del plan de actuación por incendios forestales en las propiedades militares de la provincia de Córdoba, firmado el 28 de junio de 2016. La campaña contraincendios 2018 finalizará el próximo 15 de octubre.