Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. La directora general de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno, Ros Cihuelo, ha recordado que a partir del día 1 de julio de este año, los comercios deberán informar a los consumidores del precio de las bolsas de plástico, puesto que estas dejan de ser gratuitas.

En una nota de prensa, esta dirección general ha explicado que el consumo actual de bolsas de plástico produce unos altos niveles de residuos dispersos y supone, además, un uso ineficaz de los recursos disponibles.

Previsiblemente, estos niveles no pararán de aumentar, si no se toman las medidas adecuadas al respecto y con la finalidad de solucionar este problema, se aprobó en el ámbito de la Unión Europea una Directiva que se ha incorporado al ordenamiento español recientemente a través del Real Decreto 293/2018, de 18 de mayo, sobre la reducción del consumo de bolsas de plástico y por el que se crea el Registro de Productores. Entrará en vigor el 1 de julio de este año.

La directora general de Protección de Consumidores y Usuarios ha esgrimido que son varios los objetivos que se pretenden alcanzar. Por un lado, la reducción del uso de las bolsas de plástico y, por otro, «fomentar el reciclaje del plástico a través de un nuevo marcado en las bolsas para ofrecer las instrucciones de reciclaje, además de recopilar información sobre la efectividad de la medida».