Javier Collado

Dobuss

A.S. Este fin de semana se han mantenido en Córdoba y provincia las altas temperaturas, en lo que ha supuesto un adelanto del verano en toda regla.

Los 38 grados de máxima que se prevén alcanzar este domingo y mañana lunes en la ciudad de Córdoba  son parámetros más propios de julio que no de finales de mayo y primeros de junio.

Las mínimas en cambio permanecerán estables en torno a los 15-17 grados entre la próxima madrugada y la del martes próximo.

Sin embargo, y como buena noticia dentro de la aleatoriedad de lo meteorológico, destacar que en este momento la previsión apunta a que el próximo miércoles se producirá un  descenso térmico que mantendrá las máximas en torno 29 grados en Córdoba y la Campiña, permaneciendo en esos valores hasta el próximo sábado 8 de junio, en que volverán a subir, en este caso hasta 34 grados.

En la provincia la tendencia es similar, con las lógicas variaciones de cada enclave geográfico.

La Campiña y la Vega del Guadalquivir alcanzarán temperaturas similares a Córdoba, mientras que en el norte de la provincia las máximas bajarán hasta los 26-27 grados

En la Subbética, por otro lado, también se llegará a 25-27 grados de temperatura máxima media.

Si se produjera alguna variación significativa actualizaremos esta información.