Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El Hospital Vall d’Hebron de Barcelona ha incorporado la terapia asistida con perros para tratar a niños y adolescentes con síndrome alcohólico fetal (SAF) por primera vez en el mundo, y ha iniciado un ensayo para probar cómo estas mascotas mejoran la calidad de vida de los afectados.

En rueda de prensa este martes, el jefe del Servicio de Psiquiatría del hospital, Josep Antoni Ramos-Quiroga, ha explicado que experiencias previas muestran que acompañar a la terapia habitual con perros «puede ser útil para mejorar algunos de los síntomas del autismo, la esquizofrenia y la depresión», por lo que decidieron incorporar esta terapia también para el síndrome alcohólico fetal.

«Nuestro objetivo es poder instaurar e implantar el tratamiento dentro de la cartera de servicios» como hospital público, ha planteado, y estudiarán durante un año sus efectos en 20 niños con este trastorno, que prevén aumentar a 120 a través de terapias grupales.