Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Una de las preocupaciones diarias de la mayoría de las mujeres es conseguir un cutis perfecto, y esto solo se logra aplicando maquillajes que no dañen la piel, desmaquillando diariamente de forma correcta y aplicando cremas hidratantes a todo nuestro cuerpo sobre todo después de la ducha. Éstas últimas son las más demandadas y hoy existen en el mercado infinidad de cremas hidratantes, reparadoras y rejuvenecedoras, de todas las marcas posibles y con tratamientos diferentes. Sin embargo, la eficacia de todas y cada una de las cremas corporales y faciales no se encuentra en lo cara o barata que sea ésta, así como en la mucha o poca publicidad que se haga de ella o el tipo de marca, sino en cómo la utilizamos.

Empezando por las cremas corporales, éstas suelen aplicarse después de la ducha cuando la piel ya se encuentra totalmente seca, pero lo que muchos no saben es que la crema corporal hidratará la piel aún más cuando ésta aún está mojada, ya que sella la humedad sobre la epidermis. Es por esta razón por la que ya se pueden encontrar en el mercado marcas como Nivea que lanzan cremas especialmente indicadas para ser utilizadas con la piel mojada después del baño.

Por otro lado, las cremas faciales, sobre todo las limpiadoras como desmaquillantes y tónicos, serán 100% efectivas si hacemos un uso correcto de las manos a la hora de aplicarlas. Se deben extender por el rostro partiendo desde el centro hacia los lados y el cuello con movimientos ascendentes. Sin salir del rostro, en él también suelen aplicarse aguas micelares que refrescan la piel facial y la liberan de impurezas, encontrando como ventaja que éstas no necesitan aclarado a diferencia de las anteriormente nombradas para el rostro. El agua micelar, en vez de ser extendido por toda la piel facial, se aplica con pequeños toques. Así, se echa un poco en un algodón y se va dando pequeñas pinceladas por toda la cara.

También existen cremas específicamente pensadas para aplicarlas en el busto. A la mayoría de las mujeres les gusta usar camisas que muestren un poco de escote y, para ello, necesitan que el pecho luzca una piel muy cuidada y bonita. Así, a la hora de aplicar geles para el busto, éstos deberán de extenderse com movimientos circulares de forma ascendientes, es decir, que vayan desde la base de los pechos hacia el escote.

Por último, debemos saber que la mañana es la mejor parte del día para aplicar cremas hidratantes, ya que es cuando la piel se muestra más limpia y, por tanto, la crema puede ser más eficaz. Sin embargo, también es un buen momento aplicarla por la noche antes de ir a la cama, cuando nos acabamos de duchar y de limpiar el rostro del maquillaje.

Por otro lado, es importante saber que el uso de una gran cantidad de crema no es relevante para su eficacia en la piel. Así, con aplicar unas gotas de crema, el efecto ya será máximo e inmediato.