Investigación en el laboratorio. Foto: EFE.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. La Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó el primer medicamento que previene las crisis de migraña. Este producto se llama Aimovig, y consiste en inyecciones que el paciente puede autoaplicarse una vez al mes. Dichas inyecciones, desarrolladas por el laboratorio farmacéutico Novartis, bloquean la acción de la calcitonina, una molécula que está relacionada con estas crisis de dolor.

El medicamento no evita el 100% de las crisis, pero sí logra aminorar el número de ataques, según las investigaciones. La migraña no solo se trata de dolores de cabeza insoportables. En muchas ocasiones, el malestar va acompañado por náuseas, vómitos, mareos, visión borrosa, confusión y sensibilidad a la luz.

«Necesitamos nuevos tratamientos para esta condición tan dolorosa y debilitante. Esta es una opción que puede reducir el número de días con migraña», comentó en un comunicado Eric Bastings, subdirector de la División de Neurología de la División de Productos del Centro de Evaluación e Investigación de Fármacos de la FDA.

Stewart Tepper, profesor de Neurología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Darmouth (Estados Unidos), quien fue asesor de la investigación, añadió: «tener un tratamiento que pueda atacar específicamente la naturaleza tan compleja de la migraña es un paso adelante en el tratamiento de los dolores de cabeza. Aimoving ofreció eficacia en un espectro amplio de pacientes, incluso a quienes ya habían tratado otras terapias preventivas sin tener éxito».