Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La empresa cordobesa Azul y Verde, ubicada en el Parque Científico Tecnológico de Córdoba, Rabanales 21, es la responsable de la gestión energética de la cooperativa agrícola extremeña donde se produce el famoso queso de La Serena, ubicada en la localidad pacense de Castuera.

El proyecto de colaboración entre la empresa cordobesa y esta sociedad cooperativa comenzó en 2016, cuando se llevó a cabo una auditoría energética dónde Azul y Verde identificó las posibles medidas de ahorro en consumo eléctrico que podían implementar y que posteriormente se han ido llevando a cabo.

Entre otras actuaciones, se ha integrado la monitorización y control de los consumos, lo que ha permitido a la cooperativa conocer en detalle dónde, cuándo y cómo se consume la energía para poder consumir exclusivamente lo que se necesita y de la forma más eficiente posible.

Azul y Verde ha adaptado la instalación fotovoltaica de autoconsumo a las necesidades de la cooperativa en función de su consumo y el potencial fotovoltaico de la zona. «Estas medidas, además de significar una apuesta por las energías renovables, repercuten de una manera favorable en los costes de la cooperativa», ha explicado el director general de la empresa cordobesa, Juan Carlos Llorente. Otras medidas que se han adoptado para aumentar el ahorro energético ha sido la sustitución de luminarias por otros de tipo led.

En concreto, han sustituido 220 luminarias interiores y 63 farolas exteriores. Además, debido a que los motores representan gran parte del consumo de energía, la cooperativa ha sustituido los antiguos por otros de alta eficiencia. «Con estas medidas de eficiencia energética propuestas y ejecutadas por Azul y Verde, la Cooperativa Ganadera de Castuera ha reducido de manera considerable sus emisiones contaminantes, al tiempo que disminuye su factura», ha apostillado Llorente.