Estudiantes.

Javier Collado

Dobuss

El Gobierno bajará de 5,5 a 5 la nota media necesaria para acceder a una beca general. Así lo ha anunciado el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, en el pleno del Senado al ser preguntado por el balance del sistema de becas y las perspectivas para la convocatoria del próximo curso, y si piensa introducir modificaciones en la convocatoria de becas para el curso 2018-2019.

La bajada de nota es una reivindicación histórica de los rectores de las universidades españolas, ante los cuales el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha avanzado en Salamanca que el Gobierno no quiere que nadie que se lo merezca se quede fuera. «Queremos que sean más lo que tengan oportunidades, y actuaremos en consecuencia», ha avanzado en la clausura del IV Encuentro Internacional de Rectores Universia.

A la pregunta planteada por el senador socialista Francisco Menacho, el ministro ha explicado que llevará a la próxima Conferencia Sectorial de Educación el 5 de junio un Real Decreto para el curso 2018-2019 que establezca que, a partir del curso 2018-2019, podrán obtener beca de matrícula los estudiantes de primer curso de estudios universitarios que hayan obtenido 5 puntos en la nota de acceso, siempre que cumplan los requisitos de carácter económico (renta y patrimonio de la unidad familiar).

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte mantiene la nota de 6,5 para obtener los otros componentes de la beca dineraria en el primer curso del nivel universitario y los requisitos académicos para obtener la beca en segundo curso y posteriores.

Asimismo, Méndez de Vigo ha indicado que, para «premiar la excelencia», se mantendrá el 6,5 para mantener la beca, pero ha añadido que habrá hasta 200 euros más para aquellos que saquen una nota media de 8 puntos o más. «Nuestra idea es conjugar la igualdad de oportunidades con premiar la excelencia», ha apostillado.

De este modo se premiará el rendimiento académico excelente de los estudiantes con mejores expedientes, creando un nuevo componente de cuantía fija de hasta 200 euros para recompensar a los becarios de enseñanzas postobligatorias tanto universitarias como no universitarias que obtengan una nota media de 8 puntos o superior.