Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Las niñas del Madrid Club de Fútbol Femenino (CFF) en categoría Alevín A (10 y 11 años) han conseguido dos ascensos consecutivos en una liga de fútbol en la que el resto de los equipos son masculinos. De hecho, a falta de un partido para el final de la temporada, las jugadoras del conjunto blanco ya son oficialmente las campeonas de la competición, en la que llevan 153 goles a favor.

«Son el mejor equipo de Alevín femenino de España, sin duda», enfatiza su entrenadora Alba Mellado. Ella juega en el primer equipo de este club, que disputa la Liga Iberdrola ocupando el vacío dejado por el Real Madrid en el fútbol femenino, que es el único gran equipo español sin sección de mujeres.

Las niñas del Madrid CFF ascendieron a Primera la temporada pasada con 198 goles a favor y 18 en contra y este año ya tienen garantizado el ascenso a la categoría Preferente con 153 goles a favor y 17 en contra. De los 22 partidos jugados esta temporada, han ganado todos excepto uno en el que empataron y otro que perdieron. «Si lo divides, son más de seis goles por partido», destaca Alba. «Nuestro primer objetivo siempre ha sido ascender. Yo sabía el equipo que tenía y sabía que lo podíamos conseguir», afirma la entrenadora.

Eso sí, recalca el «compromiso» de todas y cada una de las jugadoras a las que entrena tres veces a la semana. Además, en cuanto puede las apunta a torneos amistosos. «Todos los equipos que están bien trabajados al final se refleja en el campo», subraya, mostrándose orgullosa de que el equipo haya logrado ser el primero de la liga porque las niñas «trabajan mucho y son espectaculares».

De hecho, Alba explica que ya se han enfrentado a equipos con más nivel y ellas han ganado. «Han jugado contra equipos de Autonómica y les ganamos 3-0 en 20 minutos», afirma. «Muchos equipos, cada vez que pierden contra las niñas, no lo publican en las redes sociales. ¿Qué pasa? ¿Normalmente lo pones cuando pierdes 3-0, pero no cuando pierdes contra unas niñas? Hay cosas que no me entran en la cabeza», subraya.