Cisco García y Raquel Rostro se casaron el pasado sábado tras cuatro años de trepidante relación (De la Fuente Foto).

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Cisco García se casó con Raquel Rostro el pasado sábado. El tenista asegura a Tu Otro Diario que «fue sin duda uno de los días más bonitos de mi vida». En diciembre de 2015 Cisco sufrió un trágico accidente haciendo snow con unos amigos en Austria, perdió el equilibrio y cayó de tal manera que se lesionó la médula espinal y quedó sin movilidad de cintura para abajo.

Desde aquel momento, confiesa, el apoyo de Raquel fue fundamental. Hoy, feliz y adaptado a la nueva situación, es un prometedor deportista que se prepara para participar en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Cisco y Raquel se conocieron por una de esas cosas del destino hace cuatro años «en un sitio en Córdoba al que nunca íbamos ninguno de los dos». Enseguida congeniaron, a pesar de que en un primer momento sus caracteres parezcan diferentes. «Ella es más tranquila y yo muy loco…», reconoce. Pudieron más los puntos en común: su alegría, su pasión por los viajes, sus ganas de vivir.

Nada más suceder el accidente Raquel cogió un avión y permaneció junto a Cisco los diez días que estuvo ingresado en Austria. Después, cuando él fue trasladado al Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo pidió un traslado de su plaza como médico en Badajoz, donde trabajaba, y se alquiló un apartamento en la localidad para poder acompañarle.

La boda con Raquel comenzó a gestarse en mayo del año pasado en una excursión en quads en Marrakech. «Paramos en una duna y allí le di el anillo». Un sol radiante se unió a la celebración este fin de semana en la finca ‘Las Zarzas’, en Córdoba, donde contaron con la compañía de 200 invitados.