Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. La ITV en Andalucía costará lo mismo y no se prevén cambios en las tarifas a pesar de que las inspecciones endurecen desde hoy el control de las emisiones y los sistemas de seguridad de los vehículos que pasan los test. Las nuevas pruebas persiguen los fraudes y las manipulaciones en el motor, fundamentalmente. Unos controles más exigentes, sobre todo, con los coches más antiguos.

Como explican desde la empresa Veiasa, que se encarga de las 70 estaciones de ITV en Andalucía, «los defectos leves no tienen un efecto inmediato en la seguridad vial o sobre le medio ambiente, por lo que tienen dos meses para ser reparados y hasta la próxima inspección para comprobar que se han reparado. No requieren, por tanto, una nueva inspección, como ocurre cuando se detectan defectos graves».

El nuevo decreto elimina el resultado de inspección favorable con defectos leves, por lo que las inspecciones con estos defectos leves resultarán «favorables». Eso sí, el propietario del automóvil tiene que repararlos, pero con un margen de entre 12 y 24 meses, no de solo 60 días.