Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. El Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario ceiA3, la Universidad de Córdoba, a través de su Unidad de Educación Inclusiva (UNEI), y la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad de Córdoba (FEPAMIC) han organizado una cata sensorial de aceite de oliva, por primera vez en la capital cordobesa, dirigida a personas con discapacidad física y gravemente afectados

El coordinador general del ceiA3 y vicerrector de Innovación, Transferencia y Campus de Excelencia de la Universidad de Córdoba, Enrique Quesada Moraga; la vicerrectora de Vida Universitaria y Responsabilidad Social de la Universidad de Córdoba, Rosario Mérida Serrano; y la presidenta de FEPAMIC, Sara Rodríguez Pérez, han sido los encargados de inaugurar la actividad, celebrada hoy 18 de mayo en la sede de FEPAMIC.

Todos los representantes de las entidades organizadoras han coincidido en señalar que se trata de una “iniciativa muy relevante e interesante, que no se había hecho hasta ahora y por cuya continuidad hay que seguir apostando”. Como han destacado los vicerrectores, “la Universidad de Córdoba con su Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario ceiA3 tienen un gran potencial investigador en este sector y hay que incentivar este tipo de iniciativas de ciencia inclusiva, en las que tenga cabida toda la sociedad”.

Aceite de Oliva y Oliva Virgen Extra

Las encargadas de impartir el taller han sido las investigadoras del grupo adscrito al ceiA3 ‘Laboratorio de Estudios Sensoriales’ AGR-020 de la Universidad de Córdoba, Hortensia Galán y Pilar Ruiz, quienes han adaptado el taller al público al que se dirigían compuesto por un grupo de en torno a 30 personas con problemas de movilidad física y gravemente afectados, con edades comprendidas entre los 30 y 50 años.

Todos eran usuarios de los Centros de Día de Córdoba y del Centro de Gravemente Afectados, ambas entidades integradas en FEPAMIC, y cuyos directores, Bernardo Moreno y Alfonso Serrano respectivamente, también han estado presentes en la actividad.

Durante el taller, los participantes han tenido ocasión de catar tres tipos de aceites: de oliva, oliva virgen lampante – ésta solo con el olfato -y oliva virgen extra (AOVE), y dentro de ésta última la variedad picual y arbequina. Como han explicado las científicas Hortensia Galán y Pilar Ruiz, “la mayoría ha señalado como aceite preferido el de oliva por encima del de oliva virgen extra, ya que es el que mayormente se consume en la actualidad”.

La organización de esta actividad se enmarca en la estrategia del Gabinete de Comunicación del ceiA3 como Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i), acreditada por la FECYT (Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología), y acorde al eje estratégico del Campus de constituirse como un modelo de desarrollo social integral y de interacción con su entorno.

Por su parte, la Universidad de Córdoba, especialmente a través de su UNEI perteneciente al Vicerrectorado de Vida Universitaria y Responsabilidad Social, trabaja con FEPAMIC en distintos ámbitos, como son las prácticas curriculares o la prestación de servicios a las personas con discapacidad en la UCO.

Referente a FEPAMIC, se trata de una federación que cuenta con 34 asociaciones federadas y que constituye una institución referente en materia de discapacidad en la provincia de Córdoba y que este año cumple su 30 aniversario.