Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. El ala-pívot de los San Antonio Spurs, Pau Gasol, ha asegurado que la exjugadora y miembro del cuerpo técnico de los Spurs, Becky Hammon, puede entrenar en la NBA. En una carta abierta sobre mujeres entrenadoras, el mejor jugador español de baloncesto de la historia dejó clara su postura sobre el debate generado desde que los Milwaukee Bucks anunciaron que planeaban entrevistar (y lo hicieron) a Hammon para el puesto de coach.

«El argumento que veo con más frecuencia es afortunadamente el más fácil de refutar: es esta idea de que, en el nivel más alto del baloncesto, una mujer no es capaz de entrenar a los hombres», comienza argumentando Gasol. «He estado en la NBA durante 17 años. He ganado dos campeonatos… He jugado con algunos de los mejores jugadores de esta generación … y he jugado bajo dos de las mentes más brillantes en la historia de los deportes, Phil Jackson y Gregg Popovich. Y te digo que Becky Hammon puede entrenar. No estoy diciendo que pueda entrenar bastante bien. No digo que pueda entrenar lo suficiente como para salir adelante. No digo que pueda entrenar casi al nivel de los entrenadores masculinos de la NBA. Estoy diciendo: Becky Hammon puede entrenar en la NBA. Y punto«, afirma retundo el español de 37 años.

Su carta, además, es un alegato a la diversidad, a la necesidad de mirar los avance sociales y de incorporarlos al deporte de élite. «Si crees que estoy escribiendo esto para argumentar por qué Becky está calificada para ser entrenadora de la NBA … bueno, estás equivocado. Eso es obvio. (…) Ella era una jugadora consumada, con la mente de un guardia de élite para el juego. ¿Qué más necesitas? Pero como dije, no estoy aquí para abrir este debate. Discutir en nombre del entrenador Hammon sería condescendiente. Para mí, sería extraño que los equipos de la NBA no estuvieran interesados en ella como entrenadora», escribe el jugador de la NBA y de la Selección Española de Baloncesto.

Incluso, Gasol llega a comparar este caso con uno personas vivido en su familia: su padre era enfermero y su madre, médico. Sin embargo, la gente daba por hecho lo contrario, asignando a su padre el papel de médico y a su madre, el de enfermera. «En 37 años, honestamente puedo decir que nunca he pensado en mi madre como una ‘mujer’ médico. Para mí, ella siempre ha sido una médico«.

Con esta carta feminista que ha sido compartida por otros compañeros de la esfera deportiva, como Kobe Bryant o Aaron Rodgers. Pau Gasol, que también es embajador de Unicef, vuelve a demostrar que es uno de los jugadores más comprometidos con la realidad social.