Casa consistorial de Córdoba.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. El pleno del Ayuntamiento de Córdoba, por unanimidad de todos los grupos políticos, ha aprobado hoy que se declare a los cinco miembros de «la Manada» personas non gratas, así como mostrar su «rechazo» ante la sentencia dictada por la Audiencia de Navarra sobre este caso.

En una moción impulsada por IU, a la que se adhirieron el resto de grupos políticos -PSOE, PP, Ciudadanos, Ganemos y UCOR-, el Pleno ha aprobado que Córdoba se sume a ciudades que ya han mostrado su rechazo a los cinco condenados, cuatro de los cuales tendrán que afrontar un juicio en relación con otro presunto abuso sexual ocurrido en Pozoblanco.

La moción aprobada también supone el respaldo del Ayuntamiento a cualquier movilización convocada en Córdoba en reacción a este caso y para promover un cambio en el Código Penal, así como a las iniciativas parlamentarias que se tomen para aplicar el Convenio de Estambul, sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia de género.

Finalmente, también se muestra el apoyo a la víctima, los familiares de ésta y su entorno.

El pleno del Ayuntamiento también ha aprobado hoy una moción conjunta por la cual el consistorio eliminará su publicidad institucional de aquellos medios que publiquen anuncios de prostitución o de contactos, con el objetivo de evitar la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual.

La moción implica que el Ayuntamiento incluya una cláusula que impida contratar publicidad con los medios que tengan este tipo de anuncios, e insta a las empresas informativas cordobesas a sumarse al protocolo deontológico suscrito por la Junta de Andalucía con una veintena de medios para fomentar las buenas prácticas publicitarias y que incidía en estos aspectos.