Supermercados Piedra

Dobuss

Los científicos han descubierto un gen que brinda protección contra el cáncer. En especial, ha sido probado en una forma agresiva de leucemia. La información genética se encuentra en el cromosoma Y, relacionado con el sexo masculino. Además, investigadores del Colegio de Medicina Albert Einstein (Estados Unidos) han desarrollado un péptido experimental que otorga resultados prometedores en la lucha contra la leucemia mieloide aguda.

El equipo científico estudiaron los cromosomas X e Y en células humanas y en ratones para tratar de comprender su papel en la leucemia mieloide aguda (LMA). El estudio, publicado en Nature Genetics, mostró que la pérdida de UTX se acompaña de pérdida de UTY. Es decir, el gen Y solo es característico de los hombres y parece ofrecer una capa adicional de protección contra la LMA y otros cánceres.
«Nuestro estudio refuerza el argumento de que la pérdida del cromosoma Y puede aumentar el riesgo de cáncer y describe un mecanismo de cómo puede suceder», recoge el Independent. No disponer de UTX acelera el desarrollo de la enfermedad porque no coordinar las proteínas celulares y la expresión génica. En contraposición, los investigadores vieron que UTY, protegía a los ratones machos que carecían de UTX contra el desarrollo de la leucemia mieloide aguda, ya que puede prevenir el crecimiento incontrolado de las células.
La capa adicional de protección contra la leucemia mieloide aguda (LMA) descubierta por un equipo de investigadores del Wellcome Sanger Institute y la Universidad de Cambridge cambia la forma en la que se veía el cromosoma Y.
Por su parte, investigadores del Colegio de Medicina Albert Einstein (Estados Unidos) han publicado nuevos tratamientos para la lucha contra la LMA. Se trata de un fármaco experimental, ALRN-6924, que triplicó la tasa de supervivencia media en ratones a los que se trasplantó células de leucemia humana. El fármaco fue diseñado para inhibir dos proteínas de origen natural, MDMX y MDM2, cuya sobreexpresión inhabilita la p53, permitiendo que las células cancerosas se multipliquen sin control.
Así, los científicos han asegurado que el péptido se ha comprobado tanto en las células LMA más maduras como en las células madre inmaduras que las producen. Estos hallazgos han llevado a la puesta en marcha de un ensayo clínico de Fase I/II para pacientes con LMA avanzada y síndrome mielodisplásico avanzado (MDS). Estas investigaciones ayudan a comprender el proceso sobre lo que va mal genéticamente y permite alejarse de tratamientos a base de quimioterapia.