Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

A.S. El grupo especial de Desactivación de Artefactos Explosivos de la Guardia Civil de Sevilla ha desactivado un proyectil de artillería que había sido encontrado por un vecino en una bodega de Aguilar de la Frontera (Córdoba).

El instituto armado ha informado en un comunicado de que una vez que el equipo se desplazó hasta el lugar, los especialistas observaron que se trata de un proyectil de artillería con un calibre de 115 milímetros de los utilizados en la Guerra Civil española.

 Aunque con abundante oxidación exterior, el proyectil conservaba sus características intrínsecas, por lo que, con medidas de seguridad y protección debido a la peligrosidad real que suponía, los agentes lo trasladaron hasta un paraje adecuado en el que se procedió a su desactivación.
Entre 2017 y lo que va de 2018, los especialistas de la Guardia Civil de toda España han realizado 5.066 intervenciones, de las cuales 1.451 fueron con este tipo de artefactos de uso militar.
La Guardia Civil ha reiterado que estos tipos de artefactos no son ni pueden considerarse objetos de colección y está prohibido su comercio o tenencia, puesto que suelen poseer todos sus elementos, entre ellos, su carga explosiva, por tanto podrían activarse y explosionar a pesar del tiempo transcurrido.

 

Además, si alguna persona encuentra una bomba de aviación, proyectil o granada de mano, entre otros, debe abstenerse de manipularlo y avisar rápidamente a los servicios de emergencias.