Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Investigadores de la Universidad de Michigan (UM) están desarrollando una píldora que hace que los tumores se iluminen al exponerlos a la luz infrarroja y el concepto ha funcionado en ratones.

«De hecho esto se basa en un fármaco fallido», dijo Greg Thurber, profesor asistente de ingeniería química y biomédica de la UM en un boletín de prensa publicado el lunes en el sitio en la red de la universidad. «Se liga con el objetivo, pero no hace nada, lo cual hace que esto sea perfecto para las imágenes».

Los investigadores unieron a este fármaco una molécula que se vuelve fluorescente cuando le llega la luz infrarroja. Después dieron el fármaco a ratones con cáncer de mama y vieron que los tumores se iluminaban. Ya se probó además que la molécula pasa por el estómago y el hígado por lo que puede viajar por el torrente sanguíneo.

También se podrían detectar cánceres que antes podrían no haber sido detectados. Proporcionando información específica sobre los tipos de moléculas en la superficie de las células tumorales, los médicos pueden distinguir mejor entre un cáncer maligno y un tumor benigno. Además, usar una tintura administrada oralmente y no directamente en la vena también mejora la seguridad del procedimiento.

Decenas de millones de mujeres son examinadas cada año sólo en Estados Unidos. De acuerdo con un estudio danés del año pasado, cerca de un tercio de las pacientes con cáncer de mama tratadas con cirugía o quimioterapia tienen tumores benignos o de crecimiento tan lento que nunca se hubieran convertido en amenaza.