Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. La parroquia de Santa Anna abre sus puertas todas las horas del día y de la noche, de manera indefinida, como un hospital de campaña para tener cura y atender a los más necesidades. El Padre Ángel, de la parroquia de San Antón de Madrid y la hermana teresiana M. Victoria Molins han hecho una rueda de prensa para explicar qué se hará.

Como portavoz de los más necesidades Vicky Molins ha reiterado lo por qué de la iniciativa de Santa Anna: “el papa Franciscp, desde el comienzo de su pontificado, ha querido una Iglesia pobre y de los pobres, una Iglesia abierta. Incluso, en la joya del Evangelio -añadió Molinos- dice muy claro que prefiere una Iglesia herida, que se equivoque en una Iglesia cerrada; y es el que hemos hecho, abrir las puertas”.

Tanto San Antón en Madrid como Santa Anna en Barcelona, vuelven a los orígenes de Jesús de abrir sus puertas y ofrecer cobijo a todo el mundo, sobre todo, a los más débiles, tal y cómo pide el Santo Padre. Tal como dijo el padre Ángel, “el Papa dijo como le gustaría una Iglesia para los pobres, que no estén sólo, y cuántas veces ha dicho en estas entrevistas que se abren las puertas de las Iglesias”. “No nos hemos inventado nosotros que esto sea un hospital de campaña, se lo ha inventado él”, ha asegurado el Padre Ángel.

La parroquia de Santa Anna ha llevado a cabo esta iniciativa junto con Càritas Diocesana de Barcelona. “La ayuda de Càritas ha sido impresionando- dèia Molinos- Tenemos que dar las gracias porque los profesionales han hecho un papel importantísimo porque las personas puedan salir de la marginación. La hermana teresiana ha afirmado que “es bueno que no tengan que volver a Santa Anna, porque han encontrado un lugar para dormir y para vivir”.

De hecho, es la entidad la que ha hecho posible la redistribución de las personas sin hogar. La cabeza de Acción Social de Càritas Diocesana de Barcelona, Eduard Sala, ha declarado todo el trabajo hecho que “el dispositivo que se montó a Santa Anna fue un trabajo de muchísimas complicidades, tanto del Ayuntamiento de Barcelona, de las diferentes entidades con que estamos relacionadas, a partir de la Red de Atención a Personas Sin Hogar (XAPLl) para ayudar a poner orden y encontrando los caminos más adecuado por cada una de las personas que se refugiaban a Santa Anna”.

El hospital de campaña de la parroquia de Santa Anna permitirá tener una iglesia abierta las 24 horas del día porque todo aquel que quiera pueda tener un rato de conversación, de plegaria o incluso, tome un café acompañado, porque de esto es del que se trata, de una iglesia con salida.