Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Estamos acostumbrados a que los jugadores de fútbol una vez que finaliza el partido lancen su camiseta a la grada para conseguir hacer feliz a la afición. El problema llega cuando la camiseta cae en varias manos a la vez, ¿quién se queda con el preciado objeto? Normalmente hemos visto videos de peleas entre aficionados por quedarse con la camiseta, en esta ocasión el resultado es totalmente distinto.

Un jugador del Dynamo de Moscú (Rusia) tiró su camiseta a la tribuna, y tres chicos tomaron una parte de ella. Lejos de ser una disputa violenta, los jóvenes resolvieron la situación con el mítico «piedra, papel, tijera».