Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. La UGC de Bujalance perteneciente al Distrito Sanitario Córdoba- Guadalquivir ha organizado un encuentro de familias al que han acudido una treintena de padres y madres con el objetivo de promocionar la lactancia materna y promover e incentivar este hábito entre las mujeres embarazadas y las que acaban de dar a luz.

La actividad, liderada por Susana Guerrero, pediatra de la Unidad, ha pretendido que las personas participantes adquieran conocimientos generales sobre los beneficios de la lactancia materna y puedan conocer el fundamento fisiológico de la lactancia materna y en qué medida interviene la lactancia materna en la prevención de enfermedades. Asimismo, podrán desarrollar habilidades para resolver las dificultades más comunes durante el inicio y el mantenimiento de la lactancia materna.

El encuentro, realizado en las instalaciones del centro de salud de Bujalance, ha durado dos horas y ha tenido carácter teórico-práctico, ha querido transmitir la importancia de dar a conocer que la leche materna  que es el mejor alimento para el niño y contiene todo lo que un bebé necesita durante sus primeros meses de vida. Además, protege al niño de muchas enfermedades como catarros, alergias, asma, diabetes, obesidad o el síndrome de muerte súbita del lactante, y facilita mejor la digestión que las leches artificiales. También se ha incidido en la importancia de los beneficios que conlleva tanto para la salud de los lactantes como de la madre.

En ese sentido, se recomienda la lactancia materna en exclusiva durante los seis primeros meses de vida, y a partir del séptimo mes mantener la lactancia el tiempo que la madre y el hijo quieran, complementando con otros alimentos adecuados. La implantación del proyecto de humanización de la atención perinatal en los centros sanitarios andaluces tiene cinco áreas de trabajo bien definidas, para las que hay que desarrollar medidas concretas en las tres fases que rodean al nacimiento de un bebé (el embarazo, el parto y el postparto).

La primera de estas líneas pasa por implantar iniciativas de atención humanizada al parto normal en las que se tengan en cuenta las recomendaciones de la OMS, la participación de la madre y la adecuación del entorno físico para su comodidad y seguridad durante el alumbramiento.

En una segunda línea destaca la puesta en marcha de iniciativas para la promoción de la lactancia materna desde el respeto de la decisión de la mujer y la dotación de recursos que garanticen una correcta conservación de la leche en el caso de que el bebé requiera ingreso hospitalario y no permita la lactancia directa.

La tercera área tiene por objeto implantar protocolos basados en la evidencia científica en la atención al embarazo, parto y puerperio con el objeto de disminuir las intervenciones innecesarias y la variabilidad clínica, especialmente en el uso de las ecografías, las cesáreas, la episiotomía y el rasurado perineal.

Por otra parte, se están creando iniciativas encaminadas a una atención multicultural del embarazo, parto y puerperio y se están desarrollando medidas que contribuyan a fomentar la participación del hombre en el proceso de crianza.