Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Los ingenieros David Wood, quien fue cofundador del sistema operativo Symbian, y José Luis Cordeiro han asegurado que “la muerte será opcional en el año 2045 y el envejecimiento una enfermedad curable”.

Los dos ingenieros defienden la posibilidad científica de la inmortalidad y el rejuvenecimiento y aseguran que en las próximas décadas los humanos «moriremos a causa de accidentes, pero nunca de manera natural», por lo que consideran muy importante que «se declare el envejecimiento como una enfermedad» y poder así investigar también desde la vía pública.

El matemático de Cambridge David Wood ha explicado durante la presentación, celebrada en el Círculo Ecuestre de Barcelona, que esto será posible gracias a varias técnicas tecnológicas, en las que la nanotecnología tiene una gran importancia. Ambos aseguran que en las próximas décadas los humanos “moriremos a causa de accidentes, pero nunca de manera natural”. De este modo, tanto Wood como Cordeiro mantienen que “el envejecimiento debería ser declarado una enfermedad”, algo que permitiría investigar este campo desde la vía pública.

Del mismo modo, Wood y Cordeiro declararon que en unos diez años las enfermedades más importantes y graves como el cáncer podrían tener cura, algo que sería posible gracias también a empresas como Google que también se encuentran investigando el campo de la medicina. Sin duda, habrá que esperar unos cuantos años para ver si finalmente estas afirmaciones son o no ciertas.