De izquierda a derecha: Desiré Rubio, Secretaria General de la Asociación Ecovalia. Mercedes Bermúdez, coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) en Córdoba. Maria Luisa Rodas, concejala de la Mujer en el Ayuntamiento de Montilla. Nerea Sánchez Rodríguez, Asociación Mujer Superviviente y defensora de los derechos de las mujeres. Antonia Ávalos Torres, presidenta de la Asociación Mujeres Supervivientes de Violencia de Género. Pilar Robles, propietaria Bodegas Robles. Rocío Márquez, enóloga de Bodegas Robles.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Bodegas Robles presenta este miércoles en la Cata del Vino de Montilla-Moriles, que se celebra en la Diputación de Córdoba, el proyecto ‘Le Vin Violette’ (El Vino Violeta), fruto de la colaboración entre la Asociación Mujeres Supervivientes de Violencia de Género, Bodegas Robles y Ecovalia, con el objetivo de ayudar a mujeres maltratadas a independizarse económicamente.

«Le Vin Violette no es un vino cualquiera, es un vino que cambia la vida de las mujeres. Esa convicción, ilusión y unión del equipo es lo que hizo que Ayuda contra el Hambre se decantara por este proyecto y lo tutorizado a la Asociación Mujeres Supervivientes de Violencia de Género en el camino del emprendimiento», así ha informado Bodegas Robles.

Esta asociación es un proyecto profesional y vital sin ánimo de lucro, que surge de la necesidad de seguir avanzando hacia la construcción de una sociedad libre de violencias hacia las mujeres y las niñas.

Sus promotoras, algunas de las cuales han sido víctimas en primera persona, son un grupo de mujeres expertas en cuestiones de género y han trabajado durante años para incorporar la perspectiva de género en las políticas públicas y empoderar especialmente a las mujeres de zonas rurales de Andalucía. La asociación atiende al año a 1.200 mujeres víctimas del maltrato.