Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Ingenieros mecánicos de la Universidad de Alcalá han inventado un sistema para eliminar  las partículas contaminantes suspendidas en el aire debido a causas accidentales, como incendios, fugas o vertidos, o en su caso deliberadas, a causa de actos terroristas o sabotajes.

El director del Máster de Protección contra Incendios de la Universidad de Alcalá, José Luis Pérez Díaz, ha explicado que «es una medida muy efectiva» ante «los peligrosos ataques» químicos, ya que han «comprobado que poniendo unos catalizadores muy simples permiten dispersar estos elementos» y «en mitad de minutos desaparecen del aire».

En un simulacro ha mostrado cómo el sistema «aspira el aire sucio, lo introduce en el cono y lo acaba depositando en el suelo», evitando los grandes peligros de los elementos nocivos.