Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, confirmó que el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) aprobado ayer incluye la bajada del IVA de las entradas de cine, que descenderá del 21 al diez por ciento, aunque precisa que «debe ir al consumidor».

«Aprovecho para decir a los exhibidores de cine que si se baja el IVA no es para tener más beneficios en el sector, sino para que vaya al consumidor», al igual que ocurrió con el IVA de los conciertos o los espectáculos deportivos, según ha apuntado Montoro. Después de muchas promesas en el nuevo marco de la política fiscal de los presupuestos se contempla que el tipo de gravamen de IVA aplicable al cine baje del 21% actual al 10%, el mismo que ya se aplica a los espectáculos en directo desde la entrada en vigor de los Presupuestos Generales de 2017.

La cara negativa de la moneda ha sido la partida destinada al cine, que pasa de 84,86 millones a 86 millones, una cantidad casi idéntica que aumenta en un escaso 0,9%, lo que de forma efectiva es 1,14 millones de euros más.